Cómo reducir el ruido de tu restaurante

Si consideras que tu local es ruidoso, estás leyendo la entrada correcta. Sabemos que el ruido es un factor importante dentro del bienestar del cliente, y por eso vamos a darte unos pequeños consejos muy útiles y simples para reducir el ruido en tu restaurante.

  1. Vigila el ruido de los electrodomésticos. Zumbidos de la nevera, del aire acondicionado e incluso el ruido de las máquinas de preparar café en horas punta como con el desayuno y después de las comidas, puede provocar malestar aunque el oído tienda a ignorar estos sonidos continuos.
  2. Coloca las mesas separadas. Es muy habitual aprovechar el espacio del restaurantes colocando el mayor número de mesas posibles, ya que cuánto más quepan más comensales. Sin embargo, hay que pensar en la comodidad de los clientes. El espacio vital es muy importante, al igual que la separación entre ellos para establecer conversaciones privadas sin que se solapen con el resto. 
  3. Conciencia a tus trabajadores para que eviten y/o reduzcan el ruido de conversaciones.
  4. Regula la música de fondo. Es normal poner música en el establecimiento para generar bienestar, por lo que recomendamos, no eliminarlo, sino regular el sonido para que no moleste a tus clientes y puedan tener conversaciones tranquilas entre ellos.
  5. Evita colocar materiales reflectantes de las ondas del sonido. Materiales como el cristal, la cerámica, aluminio, etc, provocan que el sonido no se absorba y se disipe por todo tu restaurante produciendo ruido.
  6. Asila tu restaurante. Si estás en una localización céntrica, el ruido de fuera también puede colarse a través de puertas y ventanas. Utiliza materiales que aislen como puertas dobles o vidrio acústico.
  7. Acondiciona acústicamente. Dentro del local, ayuda a que el sonido sea cómodo y evita la reverberación o eco. Esto se puede solucionar colocando nubes acústicas en el techo para absorber el ruido. Además, las puedes auto instalar en tu establecimiento sin necesidad de obra.

Ahora, ¡manos a la obra! Pero, ¿y si ya has tenido todo esto en cuenta pero siguen habiendo quejas o malestar por el ruido? No te preocupes, y consulta a expertos que te asesoren y te midan el nivel de ruido de tu restaurante. Así, siempre podrás añadir otras soluciones que ayuden al bienestar.

Publicado en Sin categoría.